03 abril 2009

la muerte... ( sin resurección)

Viene la Muerte luciendo
mil llamativos colores.
«Véndeme un beso, Pelona,
que ando huérfano de amores.»

El mundo es una arenita
y el sol es otra chispita,
y a mí me encuentran tomando
con la Muerte, en las cantinas.

No le temo a la muerte:
más le temo a la vida.
¡Cómo cuesta morirse
cuando el alma anda herida!

Dicen que van a asustarme
llevándome a tu presencia.
Si estás durmiendo en mi vida
es natural si despiertas.

Se va la muerte cantando
por entre la nopalera:
«¿En qué quedamos, Pelona,
me llevas o no me llevas?»

No le temo a la muerte:
más le temo a la vida.
¡Cómo cuesta morirse
cuando el alma anda herida!


Tomás Méndez

(autor de : cucurrucucu ... paloma, y algunas más)

11 comentarios:

  1. Atahualpa Yupanqui3 de abril de 2009, 16:38

    No le tengo miedo a la muerte, a lo que sí le tengo respeto es al trance, el ir hacia allá. Confieso que tengo curiosidad por saber de qué se trata.

    ResponderEliminar
  2. OPINO
    He visto morir, quizás demasiada veces... En el funeral del silencio, cuándo pongo eso de "lo que no te hunde te fortaleces", quizás venga de esos momentos.

    En el Hospital hay una regla, un consejo que se da... "No le mires, se puede ver sin mirar". No siempre para aprenderlo lo hice. Las miradas se las lleva uno para adentro. Te acompañan en la vida, te hace ver lo que está lejos, lo que está cerca, lo que te quiere hacer llorar, lo que te produce la sonrisa.

    Hay un lugar del alma dónde yacen nuestros escombros. Es la favela mas pobre y mal humilde de nuestro interior. De allí parte la lágrima, quizás un poco lo que siempre somos a veces algún día, de algún mes que se nos pierde en la memoria. El bosque de los recuerdos, dónde la primavera brilla y el invierno siembra el surco de la escarcha.

    Aunque no te quieras morir te mueres, aunque te quieras morir te mueres. Pero aunque no quieras vivir vives, aunque no quieras a la vida con ella convives. Hay sitios mejores que aquí, pero lo importante es que algunos de los hemos querido ya están allí, o allá. A un sitio que va tanta gente, (como diría un cómico americano),... Se puede estar estrecho pero existe la posibilidad de que no sea tan malo como algunos lo pintan en los cuadros.

    Atte-Paco Martín el soñador de guardia.

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenas tardes!

    ¿Puede ser la vida la esperanza, eso que tanto ansiamos, y que no siempre entendemos o no vemos que hemos alcanzado...?

    ¿Sé puede estar muerto en vida?

    Estar alerta, he ahí la vida; yacer en la tranquilidad, he ahí la muerte.
    (Oscar Wilde)

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  4. NO te pega ese poema, en primavera, todo el mundo poniendo en sus blog temas de primavera, vacaciones, amor.

    Te mando este.

    A veces creo que nada tiene sentido. En un planeta minúsculo, que corre hacia la nada desde millones de años, nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren, y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil. Seria eso, verdaderamente? toda nuestra vida seria una serie de gritos anónimos en un desierto de astros indiferentes?

    Ernesto Sábato

    ResponderEliminar
  5. Entre rosas y espinas
    se resbala la vida,
    construyendo caminos
    de encontrados momentos
    espinas que profanan
    la adolorida carne,
    y rosas que embellecen
    dulces horas de calma.

    ¡Puede más una rosa
    que cien dirás espinas!
    un capullo de ellas,
    bien vale mil espadas;
    la dicha, que se logra,
    por sobre los escollos,
    es feliz horizonte
    de una vida lograda.

    Por eso, no te duelan
    las espinas clavadas,
    aunque llaguen tu piel
    y trastoquen tu calma,
    si al final de la senda
    hay una aurora blanca,
    como una rosa roja
    asilada en tu alma.

    Alfonso Esteban Jerez

    ResponderEliminar
  6. Se ve que la Semana Santa imprime carácter, asi es que ahí te dejo esta estrofa de Jorge Manrique que se ajusta al estado de animo:

    Recuerde el alma dormida,
    avive el seso y despierte
    contemplando
    cómo se pasa la vida,
    cómo se viene la muerte
    tan callando,
    cuán presto se va el placer,
    cómo, después de acordado,
    da dolor;
    cómo, a nuestro parecer,
    cualquiera tiempo pasado
    fue mejor.

    Como copla que es, ha sido musicalizada por varios cantautores.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. Hola amig@s del Blog de Rosdelcar:

    Opino como Feluky, ahora toca poemas de primavera; como los que compone nuestra Marisitos.

    - Los poemas de Marisitos son un poco fuertes. Dice que ZP nació con una flor en el culo. Pero lo dice con todo el respeto que a un culo presidencial como el de ZP se le debe.
    - El culo de la flor ¿estuvo también en la habitación 233? ¿Probó la retranca? Paaacoooooo, feliz cumpleaños. En el blog de Guillermo te pregunto si son 30 los años que cumples, como los Ayuntamientos democráticos. Luego matizo diciendo que son 30 años en cada pata.

    Recibid un muy fuerte abrazote amig@s.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. OPINO
    Efectivamente Javier en la 233 estuvo hasta la muerte, mas conocida por Monago, digo mi suegra. Se puede decir muchas veces pero yo lo digo de otra manera. Formas de defecar y no atascar a la primera. Ni a la una ni a tele 5, aquí estoy y pego un brinco.

    Muerte que a mi llegas,
    no te equivoques de puerta,
    muerte que a mi accedes,
    empieza por Aceves,
    muerte, muerte negra,
    que tu primero en la lista,
    no sea alguien con pedos a la brisa,
    y cargate o cágate...
    a Fernando, pero no al rey sino a Valbuena.
    ¡Que viva hoy 4 de Abril,... la Nochebuena!
    Suenen citaras y mandobles,
    todos a bailar pasodobles,
    que lo malo ya pasó,
    sustituimos las escaleras, por el ascensor,
    mueran los moderadores y censores,
    rienda suelta a la pasión,
    que aunque no sea menester,
    hacerlo todos a la vez,
    soy maricón,
    y con orgullo presumo también,
    dos mil veces por tres,
    ¡todos a la 233!
    Porque por si acaso,
    somos muchos mas que dos,
    osea el uno uno dos.

    Atte-Paco Martín el soñador de guardia.

    ResponderEliminar
  10. Y mientras que el cuerpo está confinado a un planeta a lo largo del cual se arrastra con dolor y dificultad, el pensamiento, en un instante, puede transportarnos a las regiones más distantes del universo; o incluso más allá del universo, al caos ilimitado donde, según se cree, la naturaleza se halla en confusión total

    ResponderEliminar
  11. El nacimiento y la muerte (La Navidad y la Semana Santa)

    La Iglesia parece que tiene claro las etapas de la evolución de nuestras vidas...
    tienen un sacramento para cuando nacemos (bautismo), para cuando pasamos de la niñez a la adolescencia (comunión), para pasar de la adolescencia a la juventud (confirmación), y para pasar de la juventud a la vida adulta (matrimonio o ordenación sacerdotal), y cuando se acaba todo la unción de los enfermos, el resto de la vida, para que no te aburras entre celebración y celebración de los santos sacramentos, otros dos, la confesión y la eucaristia.

    Además celebran en cumpleaños de Jesús con toda una "Navidad" por medio, y su muerte con toda una "Semana Santa", que después de lo triste que lo montan acaba con un final feliz, RESUCITO.

    Siempre agradecere que compartais mas poemas, me encanta leer poesia, pero eso ya me lo habreis notado.

    PD, me voy al blog de Feluky que al parecer está que arde...

    mil besos mil.

    ResponderEliminar